La Solemnidad de Santa María Madre de Dios es la primer Fiesta Mariana de la Iglesia Occidental, su celebración comenzó en Roma hacia el siglo VI, probablemente junto con la dedicación –el 1º de enero– del templo “Santa María Antigua” en el Foro Romano, una de las primeras iglesias marianas de Roma.
La antigüedad de esta celebración mariana se constata en las pinturas con el nombre de “María, Madre de Dios” (Theotókos) que han sido encontradas en las Catacumbas.
El Papa Pío XI, con ocasión del XV centenario del concilio de Éfeso en el año 431 e instituyó la Fiesta Mariana el 11 de octubre, en recuerdo de este Concilio, en el que se proclamó solemnemente a Santa María como verdadera Madre de CristoDespués del Concilio Vaticano II se trasladó la fiesta al 1 de enero, y con el título de Santa María, Madre de Dios.