El Papa Francisco ha invitado a todos los fieles a sumarse a una jornada de oración y ayuno,convocada por el Alto Comité de Fraternidad Humana,el próximo 14 de mayo, para pedir a Dios por el fin de la epidemia del Covid-19.

«Quisiera recordaros que el 14 de mayo los creyentes de todas las religiones están invitados a unirse espiritualmente en una jornada de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar el coronavirus”.