«Queremos vivir el misterio de la Inmaculada Concepción de María, en continua opción por el bien y plena fidelidad a Dios y a nuestros hermanos». Constituciones Generales Hermanas Franciscanas de la Inmaculada.