Las hermanas Aniuska y Clara que se encuentran en la comunidad de Tánger realizando la visita canónica para  “conocer más profundamente las condiciones en que se hallan las hermanas; escuchar, acoger e impulsar proyectos e iniciativas que lleven a un testimonio de vida evangélica”, como dice nuestro Directorio General.

Durante estos días han compartido la vida fraterna de la comunidad con las Franciscanas Misioneras de la Inmaculada Concepción y nuestras hermanas HFI.

También han participado en la Vigilia Pascual en la catedral de Tánger y han tenido la oportunidad de saludar y compartir con el arzobispo de Tánger Santiago Agrelo Martínez, franciscano español.