Brillando  de gozo, gratitud, alegría, serenidad, fraternidad, paz…así han llegado las hermanas del encuentro de Bodas de oro de su peregrinación a Roma y Asís.